Cuáles son las cargas de una vivienda y cómo conocerlas

Al comprar una vivienda nos fijamos principalmente en el precio y sus características como ubicación, estado, distribución e instalaciones. Posteriormente, pasamos al planteamiento de la hipoteca y las diferencia entre Hipoteca fijas, mixtas y variables. Os recomendamos informaros sobre las 7 cosas a saber antes de pedir una hipoteca y los 5 errores a evitar al pedir una hipoteca. En este artículo os hablaremos de algo primordial para valorar si ese inmueble te merece la pena y evitar sorpresas inesperadas nada deseables: Cuáles con las cargas de una vivienda y cómo conocerlas.

 

Qué son las cargas de una vivienda

Cuando hablamos de las cargas de una vivienda nos referimos al derecho que tiene un tercero sobre un inmueble en concreto, ya sea una hipoteca, un arrendamiento o un embargo, por ejemplo. Esta carga supone una limitación de uso y de propiedad, vienen ligadas a la vivienda y se transmiten al nuevo comprador. Las cargas de una vivienda son en su esencia los pagos pendientes del inmueble que habrá que asumir en el momento de su adquisición.
Estas cargas son de todo tipo, desde el recibo de la comunidad hasta el pago de impuestos. Es por esto que hay que comprobar si el inmueble que te interesa tiene deudas o no para definir en el contrato sobre quien recaerán estas y, por lo tanto, quien se vaya a hacer cargo y cuándo.

 

Cuáles son las cargas más habituales de una casa

Como ya hemos comentado, los tipos de carga de una casa pueden ser de todo tipo pero a continuación os presentamos los más habituales y recurrentes:

  1. Cargas hipotecarias, fiscales o de embargos.
  • En el caso de una vivienda alquilada, se debe mantener el alquiler y condiciones pactadas. Debemos tener en cuenta que los alquileres se firman por un plazo de cinco años tal como marca la nueva Ley hipotecaria de 2019”.
  • Embargos judiciales. Si no quieres que te afecte, debe cancelar el embargo el propietario o bien el comprador, descontando esa deuda del precio de la vivienda.
  • Lo normal es que esta se cancele en la compraventa, o bien, subrogarla. Conoce más sobre La subrogación de la hipoteca. Todo lo que debes saber.
  • Usufructo y servidumbre. Este consiste en que el derecho de uso y disfrute del inmueble no corresponde al propietario, por lo que de ser así, podrías estar comprando una vivienda que no podrás habitar.
  • Suministros del hogar. En el momento del cambio de titular de las facturas de suministros, las cargas existentes pasan al comprador.
  1. Cargas tributarias.
  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Si el propietario no pagó el IBI del año anterior, corresponderá al nuevo propietario, en el caso del pago del IBI del año en curso corresponde al que fue el propietario del inmueble el 1 de enero. Este impuesto se calcula en base al valor catastral del cual puedes conocer más en Qué es el valor catastral y su importancia.
  • Plusvalía municipal y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. En el caso de haber vendido la vivienda en los dos años anteriores sin realizar el pago de estos tributos, debe pagarlos el nuevo comprador.
  1. Cargas vecinales.
  • Deudas con la comunidad de vecinos. Estas son originadas por la vivienda, por lo que si se produjeron impagos también pasarán al nuevo propietario.

 

Cómo saber si una vivienda tiene cargas pendientes

Tenemos varias maneras de conocer las cargas pendientes de un inmueble según la tipología de la carga.

Para el conocimiento de cargas hipotecarias, fiscales o de embargos:

  • Registro de la Propiedad. Posiblemente se trate de la forma más sencilla de saber si una vivienda está libre de cargas fiscales, hipotecarias o de embargos. Simplemente debes acudir al Registro y pedir una nota simple del inmueble y puedes hacerlo de manera online mediante la página web del Colegio de Registradores. Esta información la puede solicitar tanto el posible comprador o el vendedor, como un gestor administrativo o la agencia inmobiliaria. Esta información deberá solicitarse siempre antes de entregar una cantidad de dinero o de firmar algún contrato de compraventa.
  • Nota simple informativa. Esta nos informa sobre todo lo que envuelve al inmueble, su descripción, titularidad y cargas correspondientes. En esta también se especifica la cuota de la participación de la propiedad (hipotecas que la agraven, etc.)
  • Certificación de dominio y cargas. Este tiene un dominio más amplio que la nota simple ya que también incluye -si se solicita y justifica el interés por su conocimiento- todo el historial completo de la vivienda. Dado que se trata de un documento público y firmado por el registrador, esta certificación permite acreditar frente a terceros, o incluso en un juicio, la libertad del inmueble en cuanto a dichas cargas.
  • Documentación complementaria. Esta consiste en la copia autorizada de a escritura pública en la que se formalizó la adquisición en el caso de las viviendas de segunda mano; por otro lado el recibo conforme se pagó la última anualidad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Para el conocimiento de cargas tributarias:

  • Justificante de pago. En este caso, se debería pedir al vendedor el último recibo del IBI o el justificante de pago del impuesto para así comprobar que está al día en cuanto al pago de impuestos.

Para el conocimiento de cargas vecinales:

  • Pagos en la comunidad de vecinos. Puede tratarse de derramas o gastos mensuales de la comunidad. Para conocerlos, podemos acudir al presidente de la comunidad, que nos derivará al administrador, a quien deberíamos pedirle un certificado en el que se detalle si la vivienda a adquirir está al corriente en cuanto al pago de las cuotas comunitarias o no.
     

Gestiones y pagos

No se trata de la investigación del propietario sino de la solicitud de los recibos y justificantes de pago para el conocimiento del estado de las posibles cargas asociadas a la vivienda en el momento de la compraventa.
Es importante saber que todas estas gestiones conllevan unos gastos de gestión, notaría, impuestos o registro y que, salvo haber pactado lo contrario, son atribuibles al vendedor del inmueble.

Saber las cargas pendientes de una vivienda debe ser de los primeros movimientos que hagas al plantearte la compra del inmueble y a partir de ahí conseguir la mejor hipoteca para ti.

Por eso en aHipoteques, te recomendamos contactar con un buen asesor y te prestamos nuestra ayuda. Te informamos de todo lo que necesites, resolvemos tus inquietudes y nos ajustamos a tus necesidades de manera transparente y cercana. Realizamos el estudio de tu situación de manera totalmente gratuita y sin compromiso.
Acércate un poco más a la vivienda de tus sueños y no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Artículos relacionados

Vicios Ocultos de una vivienda

Vicios Ocultos de una vivienda

Cuando compramos una vivienda tenemos que observar todas las variables que la rodean, no solo en cuanto a lo que gestiones se refiere o las condiciones del contrato. También se tienen en cuenta otros elementos como su ubicación, luminosidad, estado de conservación y...

Abrir WhatsApp
1
¿Te ayudamos?
Bienvenido a aHipoteques, desde aquí puedes explicarnos cualquier duda que tengas acerca de tu hipoteca y te responderemos encantados :)