¿Cómo afecta la subida de tipos de interés a mi hipoteca?

Como bien sabrás, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido comenzar a subir los tipos de interés en 25 puntos básicos para frenar el fuerte aumento de la inflación provocado, entre otras cosas, por la guerra en Ucrania. Desde aHipoteques te ofrecemos las claves de por qué la subida supondrá un aumento del coste en el crédito, lo que significa que pedir a día de hoy una hipoteca será más caro y si ya tenías una hipoteca variable, tendrás que pagar más cada mes por ella. Vamos paso a paso:

El dinero es más caro

El Banco Central Europeo, después de casi una década de compras de deuda y tipos de interés negativo, ha dado un giro en su política monetaria para tratar de contener una inflación desbocada. Su salida: subir los tipos de interés, lo que significa que el dinero se encarece. Es decir, los bancos, para poder prestar dinero a empresas y hogares, piden dinero al BCE, que les cobra un tipo de interés por el préstamo. Al subir los tipos de interés, significa que los bancos tienen que pagar más y, por lo tanto, este coste añadido se repercute: los préstamos son y serán mucho más caros.

Pero, ¿por qué?

El objetivo de la máxima institución bancaria europea es provocar que se frene la inversión o el consumo porque el precio del dinero aumenta. Y, con esto, mirar de contener la escalada de precios.

¿Pero, qué relación tiene con pedir a día de hoy una hipoteca? Para entender dicha relación es necesario conocer bien el funcionamiento de las hipotecas y los aspectos que influyen en su precio, como la Tasa Anual Equivalente (TAE), que hace referencia al gasto total que se deberá pagar por la hipoteca y que permite comparar de manera adecuada entre las diferentes ofertas.

¿Cuál es el diferencial de una hipoteca?

Primero hay que tener en cuenta la diferencia entre una hipoteca fija y una variable. Como te hemos ido contando, en las primeras el interés suele ser un poco más elevado, pero, por el contrario, no es susceptible de tener variaciones, como en este caso de subida en el que nos encontramos. En el caso de las hipotecas variable el escenario es al revés:  el interés suele ser menor, aunque tiene una mayor incertidumbre, y en ellas el tipo de interés está compuesto por dos partes: un indicador de referencia (generalmente el euríbor) que, simplificando, sería lo que le cuesta el dinero al banco y el diferencial que, simplificando, sería el porcentaje que el banco obtiene de ingreso por prestarte el dinero.

¿Cómo se paga el diferencial y qué impacto tiene en la hipoteca?

El Banco de España obliga a indicar el TIN y el TAE, pero ¿cuál es su diferencia y cuál de los dos debo mirar? El Tipo de Interés Nominal o TIN es el precio que pagamos por un préstamo, es decir, el dinero que tenemos que pagar al banco por el capital prestado.

La Tasa Anual Equivalente o TAE, por su parte, está compuesta por muchas otras variables, entre ellas el propio TIN, además de las comisiones bancarias asociadas a una hipotética como la de cancelación o amortización, los gastos de la operación o la comisión de apertura, entre otros. En la TAE no están incluidos los gastos de la adquisición del producto como notarías, seguros o vinculaciones. La TAE se obtiene mediante una fórmula matemática establecida por el Banco de España.

Por tanto, para saber lo que realmente pago, deberíamos comparar la TAE que nos ofrecen, sin olvidarnos de otros productos complementarios, como los seguros que nos ofrecen los bancos, suelen tener un coste añadido, que muchas veces no percibimos.

Las comisiones

Las comisiones de apertura, de amortización anticipada (por pagar una parte o el total de la hipoteca antes del plazo previsto)… Este es otro punto a tener en cuenta y que, a menudo, no le damos la importancia que tiene. Estas comisiones son gastos que el banco imputa por hacer determinadas gestiones. Es importante que sepas que la actual ley hipotecaria limita con unas cuantías máximas, por ejemplo, la comisión por cancelación está limitada a un máximo del 0,5 % los tres primeros años en hipotecas variables y un 4% los diez primeros años en las fijas.

La evolución del euríbor

Antes explicamos que el TIN que pagamos por la hipoteca es la suma tanto del tipo de interés de referencia, que suele ser el Euríbor, y el diferencial. En el caso de una hipoteca variable, la parte correspondiente al tipo de interés fluctúa junto con el Euríbor

De esta manera, si el euríbor baja, pagamos menos y si sube, pagamos más. Es por ello por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de saber cuánto pagaremos realmente por la hipoteca. Por estas variaciones, hay muchos propietarios que prefieren el tipo fijo, asegurando una cuota constante hasta la liquidación del préstamo. Aunque se espera, que este 2022 el Euribor tenga las mayores subidas desde el 2007.

Ante esta época de mayor incertidumbre te recomendamos que te asesores antes de ir de banco en banco y tener el riesgo que te vendan gato por liebre. La hipoteca es un compromiso de por vida por esto desde aHipoteques te asesoramos para resolver todas tus dudas y consigas la vivienda que te propones sin la necesidad de ir de banco en banco ni ataduras. Contacta con nosotros y despeja todas tus dudas.

Consigue tu
hipoteca al 100%

A PARTIR DE EURIBOR +0,60

Artículos relacionados

Qué sucede con la hipoteca si fallece el titular

Qué sucede con la hipoteca si fallece el titular

Seguro que habrás leído en nuestro blog que firmar una hipoteca es firmar un compromiso de por vida. Y, precisamente por eso, es importante contemplar cualquier situación que nos pudiera pasar. Una de ellas, por desgracia, es qué pasa si fallece uno de los titulares...