Hipotecas de autopromotor

¿Quién no ha tenido alguna que otra conversación en la que se va más allá de comprar una vivienda que te encante y se habla sobre construir directamente la casa de tus sueños?

Siempre hablamos de todo aquello que debemos saber antes de pedir una hipoteca y los errores que debemos evitar. Pero en esos casos siempre se habla de las hipotecas convencionales. ¿Cómo que convencionales? ¿Hay otro tipo de hipoteca? Sí, las hay y si has llegado hasta aquí ya sabes de lo que hablamos. En este artículo, el equipo de aHipoteques daremos ese pasito más allá que nos lleva a la construcción del hogar que siempre has soñado, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las hipotecas de autopromoción.

¿Qué es un una hipoteca de autopromotor?

Cuando hablamos de autopromoción hacemos referencia esencialmente a la edificación de una vivienda para uso propio, es decir, con esta podrás financiar la construcción de una vivienda en un terreno de tu propiedad.

Como puedes imaginar, aunque se trate de una hipoteca y estemos familiarizados con todo lo que envuelve al préstamo convencional, en el caso de la autopromoción nos encontramos con sus propios requisitos y condiciones a tener en cuenta, las cuales veremos a lo largo de este artículo.

¿Cómo funciona el préstamo autopromotor?

Por lo pronto, lo que debemos saber es que podemos solicitarlo en cualquier entidad bancaria, ya que por lo general, todas pueden concedernos este préstamo hipotecario para la edificación de nuestra propia vivienda. Lo más acertado sería preguntar en las distintas entidades para valorar las opciones que proponen pero también puedes ahorrarte todo ese tiempo y contactar con un bróker hipotecario que se encargue de recoger toda esa información, compararla y estudiar cuál es la que más se ajusta a tu perfil.

¿Cuánto dinero cubre?

Los préstamos de autopromoción suelen cubrir el 80%-85% del presupuesto destinado a las obras en el caso de la primera vivienda, si se trata de la edificación de una segunda residencia, suelen cubrir únicamente el 60%. En ambas opciones debemos tener en cuenta que el terreno no se contempla, debe ser de tu propiedad ya que no lo incluyen en el préstamo.

¿Cuántos años de vida tiene el préstamo?

El plazo de amortización del préstamo, como en las hipotecas convencionales, suele ser de 30 años.

¿Cómo proceden a la entrega del dinero del préstamo?

En este caso, no nos entregarán el total de la hipoteca de golpe nada más concedérnosla sino que lo harán a lo largo de dos años repartido en 3 fases:

  1. Fase inicial/ fase suelo: nos entregarán únicamente un porcentaje del préstamo concedido, normalmente la mitad, una vez la hipoteca sea aceptada.
  2. Fase de certificación: a medida que van avanzando las obras, el arquitecto deberá ir entregando a la entidad las certificaciones correspondientes al avance de las obras realizadas. De esta manera demostrará que todo va según lo previsto tal como se había acordado en el planteamiento inicial y el banco nos irá haciendo el ingreso de cada uno.
  3. Fase fin de obra: una vez certificado el fin de las obras y se declare la habitabilidad de la vivienda, la entidad financiera nos hará el último ingreso de la hipoteca. Normalmente, este último plazo suele rondar el 10%-20% sobre el total del préstamo.

Puede darse el caso de que en este periodo de tiempo, nuestra entidad financiera nos permita pagar únicamente una parte de los intereses, lo que conocemos como “carencia parcial”, ya que estaremos durante 2 años descapitalizándonos rápidamente con el pago de las obras. Después de ese periodo de carencia procederemos a pagar las mensualidades correspondientes a la suma del dinero prestado y los intereses con normalidad hasta amortizar completamente la hipoteca de autopromoción.

¿Tiene la hipoteca de autopromoción los mismos intereses que una hipoteca convencional?

Normalmente, solemos encontrarnos con unos intereses superiores en el caso de la hipoteca de autopromoción respecto a la hipoteca convencional pero deberemos estudiar todas las opciones que nos propongan. Además, debemos mirar bien todas las condiciones que cada una ofrece, ya que por otro lado, también nos podemos encontrar con otros productos adicionales asociados y quizá eso haga que prefiramos unos intereses superiores sin el pago de otros seguros o comisiones; o pagar todo el conjunto si así tenemos unos intereses menores.

Requisitos para contratar una hipoteca de autopromotor

Tal como hemos dicho al inicio del artículo, hay otros requisitos que debemos tener en cuenta antes de solicitar una hipoteca de promotor: documentos y licencias entre otros. Podemos destacar los siguientes 5 puntos principales:

  • Certificado del terreno en propiedad: debemos facilitar el certificado conforme somos propietarios del terreno en el que queremos construir nuestra vivienda y que se trata de un suelo urbano, lo que demuestra que podemos edificar en él. Para esto, el terreno debe estar inscrito como tal en el Registro de la Propiedad.
  • Licencia de construcción: esta la conseguiremos en el Ayuntamiento y nos dará el permiso para poder construir en el terreno.
  • Proyecto de arquitecto validado: nuestro proyecto debe estar elaborado por un arquitecto y validado por el Colegio de Arquitectos correspondiente para que pueda ser aceptado y así concederte la hipoteca para construir tu propia promoción.
  • Presupuesto de ejecución: debes tener un presupuesto hecho por la empresa constructora donde especifique el coste de materiales y mano de obra de la edificación de la vivienda.
  • Certificado de eficiencia energética: durante la fase de redacción del proyecto de ejecución se realizará este certificado determina cuánto consume dicha vivienda y sus emisiones de CO2.

Tipos de viviendas con hipoteca de autopromotor

Puedes solicitar este tipo de hipotecas para la construcción de cero tanto de tu primera como tu segunda vivienda.

También se trata de una buena opción para las viviendas prefabricadas o modulares, para la cual necesitas que esta esté anclada al suelo de forma consistente. Que se trate de una casa prefabricada no te exime de cumplir todos los requisitos anteriormente nombrados.

Optar por una hipoteca de autopromoción puede ser una opción ventajosa para conseguir la vivienda que siempre has deseado aunque el proceso hasta poder disfrutar de tu nuevo hogar sea más largo.

Lo que te recomendamos encarecidamente es que realices todo ese proceso con un asesor de confianza, por lo que te ofrecemos nuestro servicio sin compromiso. En aHipoteques trabajamos con el único y mismo objetivo que tú, que consigas vivir en tu sueño.

 

Consigue tu
hipoteca al 100%

A PARTIR DE EURIBOR +0,60

Artículos relacionados

Qué es la carencia en un préstamo hipotecario

Qué es la carencia en un préstamo hipotecario

La compra de viviendas está en auge incentivado, entre otras cosas, por la subida de los alquileres. Aunque esta opción resulte más atractiva actualmente, durante la vida del préstamo hipotecario, nos podemos encontrar con algún periodo con dificultades económicas que...

Abrir WhatsApp
1
¿Te ayudamos?
Bienvenido a aHipoteques, coméntanos tu duda o pregunta y te responderemos encantados :)