Qué hacer si heredas una hipoteca

La pérdida de un ser querido es un golpe duro. Además de esto, también tenemos que realizar una gran cantidad de trámites y gestiones administrativas y legales como en el caso de la herencia. Debemos valorar sus variables para conocer exactamente qué vamos a heredar y a tener que asumir.

Es algo que puede resultar muy complejo y es que debemos tener en cuenta que las deudas también se heredan. Una de las deudas más habituales que encontramos en la herencia de una vivienda son las hipotecas. Los herederos deben pagar impuestos sobre los inmuebles heredados, principalmente el impuesto sobre sucesiones y el impuesto de plusvalía municipal. Además, si la vivienda está hipotecada, debemos sumarle el pago mensual del préstamo.

En herencia se reciben bienes, derechos y deudas. Pero esto no significa que el sucesor deba aceptar la herencia, también es posible rechazarla o, lo que muchos desconocen, aceptarla a beneficio de inventario.

En aHipoteques os explicamos a continuación qué hacer al recibir una herencia y las diferentes opciones de las que dispones como heredero al obtener una vivienda hipotecada.

Notificar la situación

Lo primero que hay que hacer es avisar al banco de esta situación, porque el pago de la hipoteca seguirá a cargo de la cuenta asociada al titular de la hipoteca y no se puede modificar si no se lleva a cabo el cambio de nombre.

¿Quién asume la hipoteca?

Cabe recordar que cuando alguien fallece, los herederos no solo obtienen bienes y derechos, sino también obligaciones y gastos como, en el caso que tratamos, hipotecas. Sin embargo, según el Código Civil, la herencia es un derecho, no una obligación, por lo que los herederos pueden renunciarla.

Si el fallecido tiene hipoteca, a grosso modo, el heredero tiene tres opciones para los derechos de herencia de este último:

  1. Aceptar los derechos de herencia, junto con los derechos de hipoteca y otras deudas pendientes.
  2. Rechazar la herencia por completo si no podemos pagar los derechos de hipoteca del fallecido.
  3. Aceptar la herencia a beneficio de inventario. En este caso, el heredero recibirá el resto de la herencia después de pagar la hipoteca.

¿Qué hacer cuando hay más de un titular o un aval?

Esto puede resultar más complicado, ya que dependerá del tipo de condiciones firmadas con el avalista o segundo titular.

Si la hipoteca tiene dos propietarios, se asume que el heredero asumirá el 50% de la deuda (o el porcentaje proporcional, según el número de propietarios). Si el heredero decide rechazar toda herencia, los copropietarios de la hipoteca deben asumir la plena responsabilidad de la hipoteca en su totalidad.

En cuanto al avalista, no desaparecerá a pesar de que el titular fallezca. Si el heredero acepta la hipoteca, el avalista seguirá sirviendo como garantía de la hipoteca hasta que se liquide totalmente. Si el heredero se niega a heredar, la responsabilidad del avalista dependerá del contrato, que puede ser diferente para cada hipoteca.

Trámites y protocolos bancarios

Ante este caso, cada banco tiene un acuerdo operativo diferente. Generalmente, los documentos que deben entregarse incluyen certificados de defunción, certificados de sucesiones, testamentos o declaraciones de herederos, juicios de sucesión, certificados de pago de impuestos sobre sucesiones y la escritura pública de renuncia si el heredero no acepta la herencia.

Después de recopilar todos los documentos, el banco proporcionará información sobre todos los productos que el fallecido contrató con la entidad.

¿Cómo influye el seguro de vida?

Antes de tomar cualquier decisión, una vez averiguados los bienes y deudas a heredar, debemos comprobar si existe algún seguro de vida vinculado a dicha hipoteca y sus condiciones. Esto lo sabremos en el Registro Único de seguros de vida, aportando el certificado literal de defunción. En el caso que el difunto contase con el seguro de vida existen dos posibilidades:

  • Seguro de vida vinculado a la hipoteca. El beneficiario es la entidad financiera que firmó la hipoteca, por lo tanto, en caso de fallecimiento del titular de la hipoteca, el banco recibirá una determinada cantidad de dinero para su devolución.
  • Seguro de vida e hipoteca no vinculados. En este caso, el beneficiario recibirá una determinada cantidad y decidirá si utilizarla para pagar el préstamo restante.

Ambas opciones resultan beneficiosas para el heredero, ya que no tendrá que hacer frente al pago de la hipoteca.

Por otro lado, se puede dar el caso en el que el difunto no tuviese un seguro de vida, entonces el heredero se encontraría frente las siguientes cuatro opciones:

  • Aceptar la herencia. Los beneficiarios asumirán el pago de la hipoteca de acuerdo con las condiciones previamente determinadas, el único cambio que deberán realizar es el cambio de titular de la hipoteca, este será gratuito y se completará aportando certificado de defunción y testamento.
  • Aceptar la herencia a beneficio de inventario. El beneficiario también aceptará la herencia con la vivienda hipotecada, pero separará el patrimonio propio del beneficiario y del heredado. A través de esta elección, la deuda se hará frente con el patrimonio heredado, de manera que el patrimonio del beneficiario no se verá afectado. El trámite lo realiza un juez o un notario, en este caso la deuda se pagará con los bienes heredados, hasta donde llegue su valor.
  • Rechazar la herencia. Dado que la ley no obliga al heredero a aceptar la herencia y se permite rechazarla, si el heredero decide adoptar esta opción, no tendrá que hacer frente al pago de la hipoteca. En este caso, no recibirá ni corresponderá a la vivienda ni el resto de bienes.
  • Vender la casa tras haberla heredado. Para ello se deben llevar a cabo varios trámites para convertirte en el propietario legal del inmueble, y luego plantearte la venta, lo cual, lo más indicado es hacerlo con un experto.

Reclamar cláusulas abusivas

Un dato importante a considerar es que la hipoteca heredada contenga cláusulas abusivas, como puede ser en caso de contener cláusulas de suelo o de ser una hipoteca multidivisa (un préstamo referenciado en una moneda extranjera). En este caso, el nuevo titular puede solicitar la cancelación de las cláusulas anteriores en el préstamo hipotecario. 

En aHipoteques te recomendamos acudir a nuestros expertos para que te otorguen toda la información y te hagamos ahorrar tiempo, dinero y disgustos tras el fallecimiento de un ser querido y así dejar de preocuparte por todo lo demás.

En aHipoteques queremos ayudarte a tomar una decisión para que consigas el mejor beneficio tanto si decides heredar como si no de una manera transparente y segura.

Artículos relacionados